El gobierno de Andrés Manuel López Obrador subastó este domingo decenas de autos de lujos propiedad de la administración anterior y de bandas del crimen organizado.

En el evento organizado en Los Pinos, 82 autos de lujo entre camionetas blindadas, vehículos deportivos y hasta ‘vochos’ fueron vendidos por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Antes de la subasta, el gobierno esperaba recaudar hasta 30 millones de pesos, los cuales serían destinados a los municipios Santo Reyes Yucuná y Santa María Zaniza en Oaxaca, cuyas poblaciones viven en condiciones de extrema pobreza.

50 autos fueron confiscados por la Fiscalía General de la República, de lotes de la Presidencia, de casos judiciales, fiscales o mercantiles. También se exhibieron dos vehículos de lujo donados por Jordania al gobierno de Enrique Peña nieto.

Uno de los autos que más llamó la atención fue un Lamborguini Murciélago, modelo 2007. El comprador pagó 1 millón 775 mil pesos por él.

También destacó la venta de una camioneta propiedad del Cártel del Pacífico que se subastó por 1 millón 900 mil pesos.

Tambié se subastó un ‘vocho’, cuyo precio de salida era 10 mil pesos y terminó vendiéndose por 60 mil pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí