El 13 de septiembre de 1847, seis jóvenes del Colegio Militar entregaron su vida en defensa de la patria al proteger las instalaciones del Castillo de Chapultepec ante la invasión del Ejército de Estados Unidos.

 

Los jóvenes Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez, Juan de la Barrera, Juan Escutia y Vicente Suárez son reconocidos año con año por su valor y valentía, siendo recordados desde 1871 por orden de Benito Juárez, pero qué tan real es esta historia.

 

 

Hay muchos historiadores y fuentes que colocan a historia como un mito, uno construido con base al romanticismo que se buscaba sembrar en los mexicanos para fomentar el amor a la patria.

 

“En aras de la construcción del Altar de la Patria – a donde el sistema político mexicano del siglo XX llevó a sus héroes para legitimarse en el poder -, muchas historias se exageraron, otras se distorsionaron y no pocas fueron inventadas”, señala el historiados Alejandro Rosas.

 

 

Ejemplo de esta distorsión de la realidad es el caso de Juan Escutia, tal vez el más recordado de los Niños Héroes por el acto de sacrificarse con la bandera de México, pero, en la realidad el joven junto a sus compañeros Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca habrían sido abatidos cuando buscaban huir al Jardín Botánico.

 

El historiador Rosas señala que el origen de este mito se dio en 1947 cuando el presidente estadounidense Harry S. Truman visitó México con motivo de los cien años de la guerra, depositando una ofrenda en honor a los caídos que poca gracia hizo a la población.

 

 

El presidente mexicano de aquel momento, Miguel Alemán, decidió entonces apaciguar los ánimos difundiendo una noticia, el hallazgo de seis cráneos en el cerro de Chapultepec, los cuales pertenecían a los seis jóvenes que fallecieron defendiendo a la patria.

 

Aunque no se tuvo evidencia física de sus acciones ni se logró identificar a quiénes pertenecían los cráneos, la historia fue tomando fuerza año con año hasta lo que conocemos hoy en día.

 

Con información de: Milenio Diario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí