Esta ves el Tri sudó frió, mientras que los canadienses estaban más preocupados por defender su arco. Los pupilos del Tata mostraron un fútbol ofensivo con recorriendo todo el campo del Sports Authority Field.

La paciencia mexicana dio fruto en un remate del crack Raúl Jiménez que el meta canadiense escupió a la zona de Roberto Alvarado. Contrarremate perfecto del originario de Irapuato para abrir el marcador en Denver (1-0).

“El Principito” entró y se portó como es, digno jugador de clase mundial ejecutó la ley del castigo al que perdona. En una infame salida canadiense, Guardado se perfiló de zurda, y sin voltear a ver el arco, conectó con la parte interna para que el vuelo de Borjan se hiciera inútil. ¡Golazo! (2-0).

Sin embargo, Canadá asomó su reacción en la recta final del partido. Otro descuido tricolor abrió la puerta a los norteamericanos. Jonathan David le robó el esférico a Néstor Araujo, que quiso lucirse y finalmente asistió al que sabe Lucas Cavallini, quien cortó distancia al empujarlo únicamente (2-1)

El gol de Canadá enfureció a la Selección. En la siguiente jugada, el “Brujo” Antuna desequilibró por sector derecho, después se quitó a un hombre y le sirvió en bandeja de oro al volante del Betis hiciera un recorte para concluir la jugada con un zapatazo de derecha que besó el poste antes de enredarse en la parte interna de la cabaña canadiense.

México se impuso 3-1 en Denver a una apática Canadá, de más enjundia que idea futbolística. Dos de dos para el Tri en la presente Copa Oro, esta vez dobló al equipo más difícil de la fase de grupos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí