La NASA encontró distintas arrugas en la Luna que, según se estima, aparecieron hace miles de millones de años. De acuerdo con los científicos, estas fallas son una consecuencia de la pérdida de calor, fenómeno que ha causado una serie de temblores, también conocidos como ‘lunamotos’.

Resulta que la Luna se está encogiendo a medida que su interior se enfría y se vuelve más delgado, en más de 150 pies (50 metros) en los últimos cientos de millones de años. Al igual que una uva se arruga cuando se reduce a una pasa, la Luna se arruga al encogerse.

A diferencia de la piel flexible de una uva, la corteza superficial de la Luna es frágil, por lo que se rompe provocando que la Luna se encoga, formando “fallas de empuje” donde una sección de la corteza presione hacia arriba sobre una parte vecina.

“Nuestro análisis proporciona la primera evidencia de que estas fallas aún están activas y probablemente producen terremotos lunares a medida que la Luna continúa enfriándose y disminuyendo gradualmente”, dijo Thomas Watters, científico principal del Centro para Estudios Planetarios y de la Tierra en el Centro Nacional de Aire y Espacio del Smithsonian. Museo en Washington.

“Algunos de estos terremotos pueden ser bastante fuertes, alrededor de cinco en la escala de Richter”. Información: NASA.gov

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí