En America latina hay un programa establecido que demostró ampliamente que los vehículos que se venden en el mercado latinoamericano, aunque se vean iguales no lo son y que si quieren demostrar que son iguales existe un ámbito donde pueden hacerlo.

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) brinda a los consumidores información independiente y transparente acerca de los niveles de seguridad que ofrecen los diferentes modelos de vehículos del mercado.

Latin NCAP basa sus pruebas en métodos internacionalmente reconocidos y califica entre 0 y 5 estrellas la protección que brindan los vehículos para ocupante adulto y para ocupantes niños. Latin NCAP comenzó en el año 2010 como una iniciativa y en 2014 fue establecida como una asociación bajo el marco de una entidad legal. Latin NCAP evalúa la versión más básica en seguridad de los modelos disponibles en el mercado

Este programa dio paso a que desmitifiquemos el tema de los chinos y no chinos, los indios… Desmitifiquemos eso por dos razones. El peor auto que se examino en la historia de Latin NCAP es mexicano, el Nissan Sentra o V16, y que se dejó de fabricar hace dos años. La siguiente razón, el nuevo Chevrolet Onix, que se lanzó en Brasil, está fabricado en Brasil y diseñado con ingeniería china y es un cinco estrellas en adultos, cinco estrellas en niños y seguridad de peatones con ESP estándar. Saquemos ese mito. Tratemos de desmitificar eso de que el origen es culpable de la calidad de un auto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí