En las últimas horas se ha sabido que la aplicación de mensajería, Whatsapp, ha sido victima de ataques que permitían obtener datos de los usuarios a los que se dirigían los mismos.

Los miles de millones de usuarios de WhatsApp podrían ser blanco de los hackers. Así lo informó la propia aplicación de mensajes, que pertenece a Facebook: aseguró que una falla de seguridad permitió la instalación de un software espía, a través del cual se pudo acceder a los datos del teléfono.

El error fue detectado días atrás, aunque no se conoce cuánto tiempo estuvo abierta la “ventana” por la que podría producirse el hackeo de los teléfonos. Este lunes, la empresa publicó una actualización de la app.

Por eso, las recomendaciones que brindó son dos:

  • Actualizar la aplicación a su última versión.
  • Mantener al día los sistemas operativos, aceptando las actualizaciones de sistema para evitar vulnerabilidades.

De todos modos, WhatsApp aclaró que las víctimas de los hackers habrían sido “específicas” y, por el momento, se descartaría un ataque masivo a los teléfonos.

Modus operandi

Según se supo, los hackers llamaban por WhatsApp al teléfono al que deseaban acceder y, sin necesidad de contestar la llamada, se instalaba el spyware. Inclusive el registro de la llamada desaparecía, por lo que el ataque pasaba desapercibido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí