Por. Zac / Maldito Pop

Andy Ruiz, el boxeador mexicano que se ha proclamado campeón del mundo de los pesos pesados tras dejar KO a Anthony Joshua, llegó a pesar 170 kilos midiendo 1,88 m. y sufrió acoso escolar en el colegio por su tamaño. ‘Destroyer’ Ruiz, que se presentó a su pelea con Joshua con 121 kilos, se definió como “rechoncho y corto, pero rápido como un rayo” y reconoció que “ya sé que me veo gordito”.

Tras derrotar a Anthony Joshua por los cetros de la AMB, OMB y FIB de los pesos completos, el mexicano envió un corto pero emotivo mensaje a su madre.

“Mamá, te amo, nuestras vidas van a cambiar, no padeceremos más, gracias a Dios, todo pasa por una razón”, expresó Ruiz tras el pleito. “Tengo que pellizcarme para saber que esto es una realidad. Nadie me podrá quitar eso, soy el primer mexicano en ser campeón mundial de peso pesado.”

Andy posee un récord de 33 victorias por una derrota, curiosamente ese descalabro fue en su primer intento de buscar el cetro de los pesos pesados, que le ganó el neozelandés Joseph Parker en 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí