Sin hacer su mejor partido, León prácticamente liquidó la serie contra Xolos con un contundente 1 – 3. Para La Fiera, la maldición del superlíder se quedó en un mito.

 

 

Xolos pudo complicarle las cosas al León, pero desaprovechó sus mejores momentos durante el partido. Tijuana fue mejor en los comienzos de ambos tiempos; sin embargo, no supo reflejar esa superioridad en el marcador. Bien dicen que el que perdona, pierde. Mientras que el superlíder, la primera que tuvo, la metió.

 

No fue necesario que los esmeraldas mostraran su mejor versión, los cholos dejaron de crear juego y cuando fue necesario demostraron su pegada que los hizo imponer el récord de más victorias en la historia del futbol mexicano.

 

Esta noche, León confirma su etiqueta de favorito y le manda un mensaje a los regios y a equipos como América y Cruz Azul, lo de la fase regular no fue obra de la casualidad, el equipo de Ambriz está bien trabajado, sabe a lo que juega y te mata cuando puede.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí